Blog

Si eres parte del mundo de las bodeguitas o el auto-almacenaje, un inventario puede ayudarte a organizar tu mercancía y con ello, ahorrar tiempo.

Un inventario es un listado de los artículos que almacenas en tu bodeguita. Su principal objetivo es cuantificar tu mercancía y evitar que pierdas los objetos que has guardado. En este blog de Mr. [B] aprenderás cómo elaborar un inventario en cinco sencillos pasos.

Muchas veces, es demasiado difícil recordar todo lo que guardamos. Sin embargo, con un inventario es mucho más sencillo identificar qué artículos tenemos en existencia, cómo debemos almacenarlos e incluso sí es necesario desechar algo. Además, sirve como un punto de referencia para encontrar artículos rápidamente, reabastecer e incluso establecer nuevos precios.

Para diseñar tu inventario, te recomendamos seguir estos pasos:

  1. Organización

Como primer punto, debes de organizar todos los artículos en tu bodega. Para ordenar tus artículos, te recomendamos armar grupos según el tamaño, uso, precio o similitudes. Comienza con los objetos más grandes hasta llegar a los más pequeños y asegúrate de rotular cada sección para identificarlas fácilmente.

Recuerda, este es el momento para vender aquellos artículos que desde hace tiempo ocupan espacio de más… ¿alguien dijo ofertas?

2. ¡Hora de contar!

Luego de haber organizado tu bodega, deberás enumerar tus artículos. Te recomendamos crear una hoja de cálculo y agregar todas las columnas que necesites. Establece criterios como cantidad, año de fabricación, número de serie, precio al mayoreo, etc.

Asegúrate de que tu conteo sea exacto y de incluir todos tus artículos.

3. Crea una lista maestra

En internet, podrás encontrar programas que te ayuden a crear listas maestras digitales. Una vez hayas elegido el software, deberás ingresar la información de tu hoja de cálculo. Recuerda crear más de una copia o guardarla en la nube.

4. Mapeo

Una forma sencilla de recordar dónde guardaste cada artículo, es con un mapa que te sirva como guía. Un diagrama puede ser un buen comienzo. Para ello, etiqueta las cajas o contenedores, utilizando códigos de color o alfanuméricos. ¡Recuerda capacitar a tu personal para mantener el orden que has establecido!

5. Actualización y revisión

Por último, deberás actualizar tus hojas de inventario cada cierto tiempo. Según tus ventas, habrá nuevos artículos que agregar o eliminar.

Para facilitar este proceso, puedes imprimir una hoja que detalle los artículos en existencia. Por ejemplo, nombre, cantidad, fecha de venta y nombre del vendedor. Posteriormente, ingresa los datos de la semana en tu hoja maestra.

¿Cuál es el beneficio?

Mediante el control de inventario podrás mantener el balance correcto de existencias, algo que evita:

  • Perder una venta por no tener suficiente inventario para completar el pedido.
  • Desconocer tus productos más y menos vendidos. Recuerda que demasiado inventario puede representar pérdidas, sobre todo sí algún producto se daña o sale de temporada.
  • Robo. Si no conoces tu inventario, no podrás reconocer la sustracción de material o artículos.

Así que recuerda, si quieres darle un mejor uso a tu bodeguita en Mr. [B], reducir costos y fortalecer tu servicio de atención al cliente… ¡Implementa el uso de inventarios!